"EVA; LA IDENTIDAD DE LA MUJER"
PARTE II


C.- SOMOS IGUALMENTE RESPONSABLES ANTE DIOS, PUES ÉL NOS DIO INSTRUCCIONES, ORDENES Y BENDICIONES A AMBOS: AL HOMBRE Y A LA MUJER, INDISTINTAMENTE.
Debemos entender que originalmente las cosas no estaban igual que en la actualidad: hombre y mujer eran sin pecado, perfectos, etc. Ambos rendían cuenta y se sometían directamente a Dios y no al otro. Eva había sido hecha para ayudar a Adán idóneamente, pero eso en ningún caso se refiere a que ella era menos importante que él. Pablo insta en Ro 12.3-7 a que no tengamos más alto concepto de nosotros mismos del que debamos tener, ya que somos miembros de un cuerpo en Cristo, y todos somos miembros unos de los otros. En 1Co 12.14-27 el mismo apóstol agrega que los miembros no pueden despreciarse los unos a los otros porque todos somos necesarios, incluso dice que los "que parecen más débiles, son los más necesarios".
Cuando el pecado entró cambiaron las cosas para todos. Por lo cual, hubo que cambiar los reglamentos (lo que, por supuesto, ya estaba previsto por Dios en su omnisciencia) porque este matrimonio ya no era el mismo...había entrado el pecado en ellos, y en todos sus descendientes y en los moradores de la tierra; estaban condenados a la muerte.
Pero la orden inicial dada a ambos fue:

"Fructificad la tierra y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra".


Esta orden aún esta vigente para toda la humanidad.
*3 Al hombre y a la mujer se les encargó que tuvieran hijos y que dominaran sobre la tierra y el reino animal.

1)Fueron creados para formar relaciones de familia. Ese propósito expreso de Dios en la creación indica que él considera una familia piadosa y la crianza de los hijos como de suma prioridad en el mundo.

2)Dios esperaba que ellos le consagraran todas las cosas en la tierra y que la administraran de una manera que lo glorificara a Él, cumpliendo el propósito divino (cf. Sal 8.6-8; Heb 2.7-9).

3)Se puso el futuro de la tierra bajo su dominio. Cuando pecaron acarrearon ruina, desesperanza y sufrimiento a la creación de Dios (cf. 3.14-24; Ro 8.19-22).

4)Solamente la obra de Jesucristo va a restaurar la tierra a su perfecto lugar y función en su venida final de estos tiempos (Ro 8.19-25; 1Co 15.24-28; Heb 2.5-8)*.

D. - FUIMOS CREADAS PARA EJERCER MINISTERIOS.

Nuestro primer ministerio en esta vida es el de ayudar a nuestros esposos. *4 Esto indica que Adán no era capaz de alcanzar por sí solo todo lo que estaba llamado a ser y a hacer. La ayuda idónea para él indica complementariedad. La ayuda es necesaria para el trabajo diario, la procreación, y el apoyo y la compañía mutuos. *5 Se creó a la mujer para que fuera una amorosa compañera para el hombre y una ayuda para él. Como tal, ella debía compartir su responsabilidad y cooperar con él en el cumplimiento del propósito de Dios para su vida y su familia.
En los siguientes textos podemos ver que el término "ayuda" se emplea también para describir a Dios.



"Nuestra alma espera a Jehová; "Yo estoy afligido y menesteroso;
nuestra ayuda y nuestro escudo es Él." Sal 33.20 apresúrate a m¡, oh Dios.
ayuda mía y mi libertador eres tú;
"Oh Israel, confía en Jehová; oh Jehová, no te detengas." Sal 70.5
Él es tu ayuda y escudo." Sal 115.9

¿Cómo seguir sintiéndonos desvalorizadas al ser "ayuda idónea" de nuestros maridos cuando el Dios Todopoderoso creador de todo el universo es nuestra ayuda ? ¿No es razón suficiente como para que demos gracias a Dios por tan grande honor ?
Hermanas amadas, la Santa Palabra de Dios nos dice que Dios es justo e incluso este es su nombre:

"En sus días será salvo Judá e Israel habitar confiado; y este será su nombre con el cual lo llamarán: Jehová, justicia nuestra". (Yahvéh-Tsidkenu es en hebreo) Jer 23.6.


También nos dice que Dios es justo y ama la justicia:

"Porque Jehová es justo, y ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro."


Como es justo, no es su voluntad que la mujer sea discriminada, dañada, herida, etc. Y esto es lo que Satanás ha procurado desde el principio.

E.- SOMOS, HOMBRE Y MUJER, LA MÁXIMA OBRA DE LA CREACION DE DIOS.-
Después de cada obra hecha por Dios, el Creador "vio que era bueno"; pero al finalizar la obra máxima: el ser humano, la Palabra dice: "y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera(...)". Y reposó el séptimo día de la obra que hizo. Dios descansó, porque se sentía satisfecho de Su obra.

CONCLUSIÓN:

Si hiciéramos una encuesta preguntando sobre la identidad de la mujer obtendríamos variadas respuestas, pero ya conocemos la de Dios que es la única verdadera y la que debiera importarnos.

Resumamos, de acuerdo a la Palabra ¿quiénes somos las mujeres?

A.-Creación Divina.
B.-Hechas a Imagen de Dios, Conforme a su Semejanza.
C.-Responsables Ante Dios por lo que El nos ha Entregado.
D.-Creadas para Ejercer Ministerios.
E.-Parte de la Máxima Obra de la Creación de Dios.


Mi deseo personal es que usted sea bendecida al entender la voluntad de Dios en usted y humildemente se postre ante nuestro amoroso Creador con el corazón lleno de gratitud.


Citas Textuales:

1* *B.PLENITUD/REINA-VALERA/ED. CARIBE/PAG 5*.
2* *BIBLIA DE ESTUDIO PENTECOSTAL/RV 1960/VIDA/pp 5 Y 8
3* Y 4* *BIBLIA PLENITUD/RV 1960/CARIBE/1994/p.7
5* *BIBLIA DE ESTUDIO PENTECOSTAL/RV-1960/VIDA/1993/p.9
EVA: LA IDENTIDAD DE LA MUJERR
(Primera Parte)

INTRODUCCIÓN:
El gran objetivo de este estudio es, con toda humildad y de la forma más fiel posible, demostrar el concepto que Dios tiene de la mujer, el que –como veremos- discrepa totalmente de aquel que Satanás ha impuesto en el mundo.
Como objetivos específicos están el demostrar que:
** El lugar que Dios ha asignado a la mujer es fruto de Su infinito amor; es de gran honra para nosotras; es en nuestro beneficio, el de los que amamos y de todo el plan divino en la tierra.
** El rol de la mujer dentro de la obra del Señor es de vital importancia, es activo y vigente.

Este trabajo está dedicado:
1.- A mis hermanas que con paciencia y fe han depositado sus esperanzas en nuestro Redentor y Señor Jesucristo, el Fiel Amado;

2.- a mi Pastora Sergia Olivares, madre de nuestro Obispo, a cuyos pies me senté durante mi adolescencia; y

3.- a mi Pastora Jeannette González, esposa de nuestro Obispo, porque rescató mi alma de la ignorancia aplastante y, arriesgándose a perder mucho, me enseñó que Satanás no tiene más poder del que yo le quiero dar.

LA IDENTIDAD DE LA MUJER: ¿QUIÉN SOY YO?

TEXTO BASE DE ESTUDIO: Gén 1:26-31; 2:1-2. Estudie con Biblia en mano.

Para comenzar, debemos decir que *1en el v26 cuando se usa la palabra "hombre" (heb. 'adam) se refiere a la raza humana, adán el primer hombre o la humanidad en general. La palabra hebrea 'adam, en su sentido general, no tiene nada que ver con masculinidad, sino más bien con la humanidad. Por ejemplo, en un caso específico, 'adam se refiere exclusivamente a la mujer (Nm 31.35)*. Por lo tanto podemos concluir, sin lugar a dudas, que en estos pasajes el Creador se refiere y dirige al hombre y a la mujer. esto es apoyado por el v27 donde se usa la expresión "varón y hembra". Analicemos ahora estos versículos.

A.- SOMOS CREACION DIVINA.
No somos un producto del azar ni de la materia, como dice el mundo, menos "un error de la naturaleza". Dios dijo "Hagamos al 'adam(...)".
Los Salmos dan información acerca de la obra creadora de Dios

8.5-6 "Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. Y le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies:"

Dios nos creó porque así lo deseaba, porque tenía un plan maravilloso para el universo entero y nosotras somos parte de él.
Sabemos perfectamente que cuando Dios entregó su palabra a los distintos autores, el lenguaje en ella utilizado no fue al azar. A continuación vamos a ver qué palabras utiliza Génesis para describir la obra creadora de Dios.
Gén 1.1 bara' "crear" (los cielos y la tierra)
1.7 'asah "hacer" (la expansión)
1.17 nathan "poner" (lumbreras, estrellas )
2.7 yatsar "formar" (al hombre: "formar como un alfarero"; apretar en un molde para dar formar.)
2.22 banah "hacer", "edificar" (a la mujer: "formar con habilidad, en forma diestra, con mucho cuidado").

Por favor, tenga la bondad de poner mucha atención a los verbos utilizados en la creación del hombre y de la mujer:
Para el hombre Dios utilizó el término hebreo yatsar que significa "formar como un alfarero"; en cambio, para la mujer usó banah que significa "hacer, edificar, formar con habilidad, en forma diestra, con mucho cuidado". ¿Se da cuenta, amada hermana, que para Dios el hombre y la mujer son únicos ? ¿Puede percibir que habiéndonos formado con el mismo amor, Dios hizo a la mujer "con mucho cuidado"? El Señor jamás nos exigiría algo que Él no haya hecho antes, por eso es que a nuestros maridos les ordena "...dando honor a la mujer como a vaso más frágil" (1P 3.7). ¡Por supuesto! Nuestro amoroso Creador desea que lo que Él hizo con tanto cuidado sea tratado de la misma manera. ¿Está percibiendo el valor que el Señor da a cada una de nosotras? Todas nosotras más de alguna vez hemos tomado algo frágil en nuestras manos ¡con cuanta delicadeza lo tratamos! Hasta nuestros movimientos parecieran ser más pausados ¡y qué diferencia al tomar algo de plástico! ¿Habría trabajado así el Señor en algo que Él considerara de segunda mano o de menos importancia? ¡Absolutamente no!

B.- FUIMOS HECHAS A IMAGEN DE DIOS, CONFORME A SU SEMEJANZA. Aunque la ciencia insista en que descendemos del mono. La Palabra de Dios nos dice que el ser humano fue hecho a imagen divina y conforme a su semejanza. Aunque el humanismo siga enseñando en los colegios que somos parte del reino animal, el Señor dice que fuimos hechos a imagen de Dios. Satanás ha procurado por todos los medios de hacernos creer que valemos lo mismo que un animal, pero la Biblia nos dice en el Salmo 8.6-8 que nos enseñoreamos sobre todas las bestias del campo, del aire y del agua.

1. *2Tanto el hombre como la mujer fuimos una creación especial de Dios, no un producto de la evolución (Mt19.4; Mr 10.6)

2. Tanto el hombre como la mujer fuimos creados a "imagen" y "semejanza" de Dios. Debido a esa imagen, Adán y Eva podían responder a Dios y tener comunión con Él, y reflejar de manera extraordinaria su amor, gloria y santidad. Debían hacerlo al conocer a Dios y obedecerle (2.15-17).

2.1. Tenían una semejanza moral con Dios, porque no tenían pecado y eran santos, poseyendo sabiduría, un corazón amoroso y la voluntad de hacer lo bueno. Vivían en una relación personal con Dios que implicaba obediencia moral (2.16-17) e íntima comunión. Cuando Adán y Eva pecaron, se corrompió su semejanza moral con Dios (6.5). En la redención los creyentes deben renovarse a la semejanza moral original.

2.2. Adán y Eva poseían una semejanza natural con Dios. Fueron creados como seres personales con espíritu, mente, emociones, conciencia de sí y capacidad de elección (2.9-20; 3.6-7; 9.6).

2.3. De cierto modo la constitución física del hombre y de la mujer es semejanza de Dios en un sentido que no ocurre con los animales. Dios les dio a los seres humanos la imagen en la cual había de manifestarse a ellos (18.1-2) y la forma que un día adoptaría su Hijo (Lc 1.35; Fil 2.7; Heb 10.5).

3. Que los seres humanos sean hechos a imagen de Dios no significa que sean divinos. Han sido creados en un orden menor y son dependientes de Dios (Sal 8.5).

Toda vida humana proviene originalmente de Adán y Eva (3.20; Ro 5.12)*.

(Fin de la Primera Parte)

LA GRAN PÉRDIDA DE PENINA

TEXTO: 1 S 1:1-7

INTRODUCCIÓN.-

Todas las personas tenemos necesidades insatisfechas.

Dios está atento a ellas. Él quiere satisfacerlas según su omnisciencia.

Pero no podrá hacerlo si no nos volvemos a Él.

FUERA DE DIOS NO HAY PLENITUD. Así lo veremos a través de la historia de esta mujer.

I PENINA Y SU SITUACIÓN

1. SITUACIÓN PERSONAL:

1.1 Su nombre significa “Perla, Piedra preciosa, coral”.

1.2 Todos vivían en la localidad de Ramataim (“Dos Alturas”), siempre aparece en el AT como Ramá, es decir, “Altura”. Es la Arimatea del Nuevo Testamento.

1.3 Está casada con Elcana (“Dios ha adquirido” -o “creado”-), un buen hombre que pertenecía a la tribu de Efraín; este matrimonio había sido bendecido con hijos.

1.4 Elcana estaba casado también con Ana, ella no tenía hijos porque era estéril.

En el antiguo Israel estaba permitida la poligamia aunque nunca fue aprobada por Dios. La Escritura nos enseña que desde el principio el plan de Dios para la humanidad incluía un hombre y una mujer, no un hombre y varias mujeres (Gén. 1:27; 2:21-25). La poligamia fue el resultado del poder del pecado sobre el mundo.

No debemos confundir tolerancia con complicidad. Dios toleró la poligamia de la misma forma que toleró el divorcio, por la dureza de los corazones de los hombres (Mat. 19:8). La historia bíblica nos dice que en cada uno de estos casos, estos hombres pagaron caramente por su transgresión.

No hay pecado que pase inadvertido ante el ojo de Dios, confesemos a Él nuestras rebeliones, arrepintámonos de todo corazón y apartémonos del mal definitivamente para que no vivamos las consecuencias.

2. SITUACIÓN SICOLÓGICA:

2.1 Tenía que compartir a su marido con otra mujer. Dios nunca aprobó la poligamia, y mucho menos la ordenó. Por lo tanto Elcana optó por ella en contra de la voluntad de Dios.

2.2 Tuvo que soportar que su marido optará por otra mujer, tal vez más joven, tal vez más hermosa.

2.3 Su marido no la amaba y abiertamente manifestaba su amor por Ana.

2.3.1 Elcana daba a Ana una parte escogida (doble porción, la mejor parte).

2.3.2 Elcana se preocupaba por la necesidad de Ana y no la de Penina.

2.3.3 Elcana prefería a Ana aun cuando no le daba hijos. En el antiguo Israel la esterilidad era considerada un castigo de parte de Dios y un motivo de deshonra no sólo para la mujer, sino también para la familia. Y aún así Elcana amaba a Ana y no a Penina (pese a los hijos que ésta última le había dado). Elcana no necesitaba que Ana le diese hijos para amarla.

2.4 Todo esto fue provocando un profundo dolor en Penina. Y su marido nada hacía para restaurarla.

¡Cuán terrible era la situación de Penina! Una de las necesidades más importantes para una mujer es la de sentirse amadas por sus maridos.

Uno de los deseos más profundos que poseemos las personas es el de ser únicos, exclusivos. Ya desde los primeros años de vida se exige el amor exclusivo de la madre.

Cuando en una relación se siente que el amor de la persona amada le ha sido quitado o está en peligro de serlo por una tercera persona, los celos aparecen , pudiendo provocar un gran daño.


Sal 27:10 “ Aunque mi padre y mi madre me dejen, con todo, Jehová me recogerá

Ni siquiera el buen amor de nuestros padres se compara al de Dios. Y si estos nos abandonaren, el Señor tomará nuestros despojos y nos recogerá y amará para siempre.

Os 2:19-20 Te desposaré conmigo para siempre, te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. Te desposaré conmigo en fidelidad.

Estas son palabras de amor parecidas a las que escuchamos y de labios humanos, también las decimos con la sinceridad posible para corazones inestables como los humanos. En cambio, cuando las dice Dios, podemos tener la certeza de que jamás dejarán de ser. Él es nuestro amado fiel.

1Jn 4:18-19 “ En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor… Nosotros lo amamos a Él , porque Él nos amó primero.

La fidelidad divina no tiene comparación, Su amor no puede ser hallado en otras partes. No debemos temer de ser cambiadas/os por otra persona. Podemos disfrutar tranquilamente de que no seremos desechadas, si no le desechamos antes.

3. SITUACIÓN ESPIRITUAL:

3.1 Elcana era un buen hombre que junto su familia subía a adorar y ofrecer sacrificios a Jehová de los ejércitos todos los años. Era un hombre responsable ya que la Biblia dice que cuando llegaba el día en que ofrecía sacrificios, daba a Penina la parte que le correspondía, así como a cada uno de sus hijos.

3.2 Pero Elcana vivía en pecado delante de Dios a causa de su poligamia.

3.2.1 La cobertura espiritual de Elcana sobre su familia estaba corrompida.

3.2.2 El pecado individual SIEMPRE afecta el medio que rodea, especial y principalmente a la familia.

3.2.3 El dolor de Penina y de su rival (Ana) eran consecuencias directas de la bigamia de Elcana.

Si entendiéramos la importancia de mantenernos en santidad, veríamos una realidad totalmente diferente en nuestras familias. Desobedecemos a Dios y así abrimos la puerta al pecado y después nos preguntamos el porqué de los problemas en nuestra familia.

Elcana empezó viviendo en pecado, esto provocó desorden, división, odio, etc. El pecado sólo engendra muerte.

II PENINA Y SU ACTITUD

1. Penina tomó en sus manos la situación, con todas las consecuencias que ello implicaba.

2. Penina encauzó su dolor, su carencia en contra de Ana. Tomó a Ana como su rival y la irritaba, enojándola, entristeciéndola porque Jehová no le había concedido tener hijos.

3. Probablemente intentara molestar a Ana no sólo para irritarla, sino para que se descontrolara y se desprestigiara delante de Elcana.

4. Sus ataques acrecentaban cuando la familia subía a ofrecer sacrificios. Los más seguro es que los malos sentimientos de Penina contra Ana aumentaban al ver a Elcana dar una doble porción a su rival.

5. Penina no se contentaba con la bendición de ser madre, es más, se volvió altiva, insolente, rencillosa, envidiosa y muy cruel, despreciando a Ana por su esterilidad.

Nuestro sufrimiento aunque por razones injustas, no nos autoriza a dañar a otros. Además, debemos recordar que nuestros enemigos no son los seres humanos.

Efesios 6:12 porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Penina debió haber sido más amable y agradecida, aún cuando era como una esposa en segundo plano y menos amada. Nadie en este mundo lo tiene todo. Seamos agradecidos con las incontables bendiciones que tenemos. Y en todo momento caminemos en santidad.

III PENINA Y SU GRAN PÉRDIDA

1. Lamentablemente, Penina optó por la carnalidad. Ella pretendió obtener algo positivo de su actitud, pero sólo obtuvo pérdidas. Es que absolutamente nadie puede pretender independizarse de Dios sin ir a pérdida.

2. Penina perdió muchas oportunidades de de hacer la voluntad de Dios.

2.1 La Biblia no registra que ella haya buscado a Dios de corazón. Cada año que iban a presentar sacrificios perdía la oportunidad maravillosa de bendecir a Dios. Sin embargo, ocupaba el tiempo burlándose de Ana.

2.3. Penina era una mujer que poseía el favor y la bendición de Dios de tener hijos. Eso era muy valorado por la sociedad. Tenía un lugar de privilegio, pero en vez de usarlo para bendición de otros, lo usó para burlarse de Ana.

2.3 Perdió el lugar de privilegio que le daba la maternidad. Ana llegó a tener seis hijos. Si Elcana amaba más a Ana sin hijos, cuánto más la amaría con hijos.

2.4 Perdió la posibilidad de que haciendo el bien, Elcana se interesara más en ella.

2.5 Perdió la oportunidad de que Dios supliera su necesidad, como lo hizo con Ana.

2.6 Perdió la posibilidad de pasar a la historia como un buen ejemplo a imitar. Sólo es recordada por maltratar a Ana. Y quien sabe si fue ella la responsable de que sus hijos no marcaran historia como lo hizo el hijo de Ana.

Cada vez que Dios da una bendición, es para que esa afectemos nuestro medio.

Gén 12:1-3: Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familia de la tierra.”


Conclusión.

La situación de Penina era conocida por el Señor quien estaba anhelante de llenar su corazón plenamente. Pero ella no lo buscó, y si lo hizo alguna vez, no esperó en Dios. Tenía las mismas oportunidades y posibilidades que Ana para ser restaurada. Pero lo perdió todo, porque decidió hacerlo a su manera. Ella era una mujer bendecida, todo lo que Penina tenía era por lo que Ana tanto oraba, pero aquélla estaba tan enceguecida por el dolor, los celos y la rabia que no valorizó lo que Dios le había dado. Y terminó perdiendo más.

No perdamos la bendición de Dios, haciendo lo incorrecto. Busquemos a Dios, Él es nuestro refugio.

MARTA: EL MINISTERIO DOMÉSTICO

En Juan 12:1-2 leemos:
«Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.».

Nos referiremos nuevamente a la buena y humana Marta, y de ella aprenderemos para entregar un mejor servicio a nuestro Dios.


A esta mujer de Dios se le menciona en los evangelios sólo en tres situaciones:


1) En Lc 10:38-42, en la escena con María y Jesús;
2) En Jn 11, en la resurrección de Lázaro, y
3) En Jn 12:1-8, cuando su hermana ungió a Jesús.


Este último pasaje introduce el tema dando algunos detalles de la escena. Fíjese en el v2:
"Y [a Jesús] le hicieron allí una cena, y Marta servía."


En casi un 70% de las ocasiones, esta mujer es mostrada realizando labores de casa. ¿ Era lo único que sabía hacer? o ¿destacaba tanto por sus dotes culinarias o domésticas que los evangelistas no pudieron dejar de nombrarla ? No sé. Sólo sé que una de sus formas de servicio a Dios era por medio de sus labores de dueña de casa. Todas sus contemporáneas cocinaban, todas lavaban y limpiaban, pero Marta... ella lo hacía para Jesús.

Hacen 23 años yo tuve mi encuentro personal con Jesús como mi Salvador, pero hacen no más de 5 que lo vi entre mis platos sucios. Los estaba lavando con bastante desagrado cuando vino a mi mente Col 3:23-24:

" Y todo lo que hagáis hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis recompensa de la herencia, porque a Cristo servís."


El contexto nos indica que esa instrucción fue entregada a los siervos y esclavos de la época. Así me sentía yo: esclavizada como mujer por reglas sociales que «me obligaban a perder mi tiempo» en los quehaceres domésticos, en vez de estar haciendo estudios bíblicos o sermones, o labores pastorales de algún tipo. Pero cuando esos versículos llegaron a mi mente, penetraron mi corazón.

Ahora entiendo que como hija de Dios puedo glorificarlo dondequiera que yo esté: en el trabajo, en el transporte público, aseando la casa, etc., porque la adoración fluye desde mi corazón a Dios, quien está en mí a través de su Espíritu Santo. Entonces, no dependo de las circunstancias ni de los lugares en los que me encuentre, sino que depende enteramente de mí y de Dios.

Amadas, amados, cada movimiento que ustedes realizan es una oportunidad para hacer la Voluntad de Aquel que lo es todo para nosotros.

Tenemos la tendencia a creer que nuestro servicio a Dios mejorará si cambiamos de condición social, económica, marital, laboral, etc.. Si no somos fieles en lo poco tampoco lo seremos en lo mucho. El apóstol Pablo nos dice que debemos servir a Dios en la condición en la que fuimos llamados (1Co 7:17-24).

Aprovechemos las circunstancias que nos rodean para servir a Dios ¡es lo más económico que hay! No veamos obstáculos donde no los hay; nuestra vida es mucho mejor de lo que pensamos.

No espere a ser una evangelista mundialmente conocido para predicar comprometidamente. Haga la voluntad de Dios primero en su propia Jerusalén: es lo más cercano que tiene y además, es ahí donde están los amados de su corazón. Y a medida que que las posibilidades se vayan abriendo, entonces «ensanche el sitio de su tienda» (Is 54:2).

No se preocupe si aún no tiene claro el ministerio al cual Dios la ha llamado a trabajar. Dondequiera que esté puede glorificar el Santo Nombre del Señor.

Hay mujeres que llevan vidas muy restrictivas, sus padres o maridos no les permiten siquiera asistir a un culto semanal; no tienen amistades, deben permanecer todo el día en casa. De seguro sentirán que nada aportan a la obra. ¡ Mentira de Satanás ! Recordemos que las batallas espirituales se ganan de rodillas. Entonces ORE. ORE por su familia y por todo lo que la rodea. ORE por cada suceso que muestran los noticiarios. ORE para que los siervos de Dios perseveren en la santidad. ORE por los perseguidos por la causa de Cristo. ORE por Israel y Palestina para que lleguen a los pies del Señor Jesús; ORE por muchas otras mujeres que tienen sus mismas penas, etc..


Sus oraciones pueden provocar muchos cambios a nivel espiritual y natural, aunque tal vez nunca lo note, pero estará haciendo un gran aporte a la obra. Se necesitan guerreros de oración.

Todo eso puede hacer sin la necesidad de salir al mundo, en medio de todas sus limitaciones. Vea el ejemplo de Pablo en la cárcel, fue en ese lugar de absoluto encierro en donde escribió algunas de sus cartas, evangelizó , siguió ministrando a las iglesias y dándoles instrucciones; y sus hazañas (porque lo fueron) han bendecido a generación tras generación.

Si el medio en el que usted se desenvuelve es reducido, Dios no le pedirá ir más allá a menos que Él provoque los cambios necesarios en aquellos ante los que usted se somete. Usted pasa el día en alguna parte: ese es el lugar en el que debe servir a su Señor, realizando la actividad cotidiana que sea y cuando Él quiera la moverá a campos más amplios.

Ser ingeniero o arquitecto o médico o abogado es muy importante; pero ningún país sobreviviría sin «la mano de obra», es decir, los albañiles, carpinteros, mecánicos, personal de limpieza, o lo que sea.


En Hechos 6 se presenta una situación bastante doméstica: En aquella época, los cristianos «tenían todas las cosas en común», judíos y no judíos convertidos se reunían para adorar al Salvador. Diariamente se atendían a todas las viudas, proveyéndoles de alimentos; pero como cada día se iban agregando nuevos convertidos, llegó un momento en que la calidad de la atención decayó. Como los griegos comenzaron a murmurar...«Entonces los 12 convocaron a la multitud de los discípulos y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios para servir las mesas. Buscad, pues hermanos, de entre vosotros a 7 varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo

Como se pueden dar cuenta, estaba surgiendo un problema doméstico que provocaba división entre los cristianos judíos y griegos. Había que dar pronta solución. Los apóstoles no podían dedicarse a atender a las viudas en esas áreas, porque su llamado era ministrar la Palabra, otros tenían que hacerlo. Fueron 7 los escogidos, «varones lleno del Espíritu Santo y de sabiduría

¿Por qué tanta exigencia por algo tan humano y hasta terrenal? Porque en el Cuerpo de Cristo «la clase obrera» es básica para que la obra funcione. Son muy importantes las manos que lavaron la ropa del predicador cuyo sermón tocó tanto su corazón.

Créalo o no, todo lo que usted hace es importante. ¿Quiere que su labor tan menospreciada sea más sublime? Imite a Marta: Barra, aspire, cocine, lave, saque la basura, cambie los pañales de su hijo, hágalo todo de corazón y para el Señor, es decir como si Él fuera a usar todo lo que usted está limpiando o preparando. No importa si su marido o hijos no agradecen su esfuerzo y dedicación, Jesús siempre valorizará y premiará todo lo que haga para Su gloria. Ofrende su labor diaria a Aquel que le dio el talento para hacerlo.

La grandeza está al alcance de cada una de ustedes. Desempeñe su labor como si fuera la mejor profeta; sea lo mejor que pueda ser en el área en que se desarrolla,... tal vez pase toda su vida allí, y de eso tenga que dar cuenta a Dios.

Si no desperdicia las oportunidades diarias que Dios le da para ser grande en Él, le aseguro que será galardonada generosamente. Recuerde que usted sirve a un Dios Sabio y Justo.
MARTA: LO QUE VERDADERAMENTE IMPORTA AL SEÑOR

En Lc 10:38-41 leemos:

«Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor,¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada

Este pasaje nos habla de dos hermanas, Marta y María, quienes vivían en Betania, un suburbio de Jerusalén. Da la impresión de que Marta es la mayor, porque el v38 dice que «Marta recibió a Jesús en su casa».

Las Sagradas Escrituras nos muestran vivencias muy domésticas, de las cuales podemos aprender grandes lecciones.

Durante muchos años, escuché sermones en los que se predicaba de la mundanalidad de Marta, y basados en eso se acusaba a la mujer en general de su poca espiritualidad; por lo que había que que arrancarla de su insípido mundo doméstico para llevarla a los pies de Cristo.

Muchos errores para un sólo sermón.

Debemos decir que es importante recordar quiénes eran estas dos mujeres. Ambas fueron verdaderas discípulas del Señor, eran hermanas de Lázaro, amaban a Jesús y Él las amaba entrañablemente. A lo largo de los evangelios podemos verlas experimentando importantes vivencias con el Señor.

Marta : preparó una cena para el Señor en casa de Simón el leproso (posiblemente su esposo) Mt 26:6; en Jn 11:27 la vemos haciendo una maravillosa declaración de fe.

Por otro lado, María: en la comida mencionada en Mt 26.6 y siguientes, ella ungió al Señor antes de Su muerte Jn 12.1-8; también fue testigo junto a su hermana y muchos otros, de la resurreción de Lázaro.

Por lo tanto, no es que Marta haya sido menos espiritual que María. Tampoco es que aquélla haya estado indiferente a la Ilustre Visita ¡No! Pues, lo doméstico a lo que Marta se estaba dedicando era para atender a Jesús, así le estaba sirviendo en esa ocasión, esa era su ofrenda. Sus talentos estaban siendo puestos al servicio de Cristo.
¿Qué habría hecho usted en esa situación, al ver a Jesús cansado y con hambre? Cada uno sirve al Señor con los propios recursos, recursos con los cuales Dios mismo nos dotó.

Entonces, ¿cuál fue el problema de Marta? En realidad vemos varios:

1) Ella no estaba valorizando debidamente la opción escogida por su hermana. En otras palabras, le dijo a Jesús: «Ayúdame, pues yo lo estoy haciendo todo y ella nada».
Marta actuó como aquellas personas que dan por hecho de que si los demás actúan diferentes a ellas, entonces están equivocados.

2) De alguna manera, estaba corrigiendo a Jesús: «Señor, ¿no te interesa que mi hermana no me ayude?».

La carga que ella estaba llevando era más pesada de lo que sus fuerzas podían
resistir; esa es una razón muy recurrente en las quejas. Si la ofrenda al Señor le estaba resultado gravosa, entonces ya no era agradable ni para su propio corazón, ni para Jesús mismo, puesto que el gozo en Marta ya estaba disminuyendo.

3) Vemos que, definitivamente, Marta había decidido por ambas cómo servir al Señor, y se organizó para ello. Y ya que María optó por pasar un tiempo exclusivamente escuchando al Señor, entonces el plan salió del control de Marta.

Lo más seguro es que María sí haya pensado en hacer su parte en lo doméstico (tal vez ya había cooperado con algo de trabajo), y que Marta haya, efectivamente, planeado sentarse a escuchar a Jesús después de preparar todo. Esto estaba bien, pero se afanó y en ello se excedió, otorgándole demasiado tiempo y fuerzas a su plan, tanto que al final amargó su corazón, pues se dedicó más a su ofrenda que a Aquel a quien iba a ser entregada.

Jesús valoró el trabajo y el amor de Marta, demostrados en su esfuerzo por atenderlo y satisfacer las necesidades del Maestro; pero todo tiene su lugar.

Apliquemos:

Los que estamos verdaderamente comprometidos con la obra (hombres y mujeres), solemos caer en el error de Marta: Nos afanamos tanto en hacer cosas para el Señor, que olvidamos sentarnos a Sus pies. Sobretodo, cuando vemos que los demás no están trabajando como debieran (o como creemos que debieran hacerlo).

Yo misma lo viví. De lunes a viernes trabajaba todo el día como Profesora de Inglés; llegaba a casa a realizar un poco de tareas domésticas, para después ir a las clases nocturnas del Instituto Bíblico. Poco a poco, dejé de tener tiempo para apartarme y estar a solas con mi Padre Celestial. Opté por levantarme una hora más temprano y dedicarla a mi Señor, pero con el correr de los meses llegué a estar tan cansada que me dormía en la oración matutina. «Felizmente», me dio una gripe muy fuerte. El médico se preocupó más por mi agotamiento, por lo que me prescribió reposo en casa por once días. En ese período, el Señor envío a mí a una sierva suya con el siguiente mensaje: «Me agrada lo que haces, porque lo haces para mí; pero estás dejando de lado lo más importante: el tiempo que tú y yo compartíamos».

Hermanas, el predicar no es lo que nos mantiene vivas espiritualmente, tampoco el amor práctico que mostramos al necesitado, aunque lo hagamos de todo corazón. Es el estar en la presencia de Dios, el dedicarle tiempo especial a «nuestra relación» lo que nos renueva para seguir adelante.

Marta estaba haciendo algo muy hermoso para el Señor, ¡qué delicias culinarias habrá preparado para su amado Jesús! En un lenguaje más actualizado: quizás puso su mejor mantel sobre la mesa, su cuchillería especial, su vajilla exclusiva, en fin; y todo era para Él, y eso estaba bien. Pero lamentablemente, estaba olvidando que lo más importante era su intimidad con Jesús.

Es en Su presencia donde somos revitalizadas, es ahí donde todo nuestro yo recibe el descanso necesario; es en la intimidad con el Amado cuando le conocemos más, y, por lo tanto, aprendemos a amarle más. Es ahí donde nuestra visión se amplía, es ahí donde la restauración se produce a la velocidad que corresponde; es a Sus pies donde perdonamos al que nos dañó, porque hemos entendido mejor el perdón de Dios; es en ese momento cuando nuestras lágrimas son enjugadas, y es en la íntima comunión con Dios cuando nuestra gratitud a Él se expresa con mayor derramamiento de corazón. Los beneficios son invaluables e incontables.

Mujeres comprometidas con la obra de Dios, consiervos amados, no cedan por nada este tiempo con el Señor. De ello depende que nuestro servicio a Él sea con gozo, con grandes fuerzas y paz necesarias.

Amén.


MARÍA (JESÚS): BENDICE MI ALMA
Texto: Lc 1:46-55

INTRODUCCIÓN.-
1.- Trasfondo histórico.
2.- La causa de la canción de María es que Dios se ha dignado elegirla para cumplir la esperanza de toda doncella judía: ser la madre del Mesías. Al verse concedida en tan magnífica bendición prorrumpe en alabanzas a Dios, pues el corazón de esta joven está inmensamente agradecido.

DIOS ES DIGNO DE SER ALABADO POR SUS MUCHAS MISERICORDIAS, manifestadas hacia los siguientes tipos de personas:

I HACIA ELLA MISMA vv 46-49a

1.- Lo alaba, porque ha sido salvada.
2.- Lo alaba, porque ha sido escogida.
3.- Lo alaba, porque ha sido honrada.
4.- Lo alaba, porque ha sido bendecida.

II HACIA LOS QUE LE TEMEN vv 49b-50

1.- Lo alaba por Su Nombre santo.
2.- Lo alaba por Su misericordia infinita.
3.- Lo alaba por Su favor a los que Lo reverencian.

III HACIA LOS QUE SUFREN INJUSTICIAS. vv 51-53

1.- Lo alaba por Sus proezas en favor del afligido.
“proezas”: (lit: vigor, dominio) Hazaña, valentía o acción poderosa.
2.- Lo alaba por Su justicias en favor de los oprimidos.
3.- Lo alaba porque deshace los planes de los orgullosos.
4.- Lo alaba porque bendice a los menesterosos.

IV HACIA SU PUEBLO vv 54-55

1.- Lo alaba porque Dios socorre a Israel.
2.- Lo alaba porque Dios no olvida tratarlo con misericordia.
3.- Lo alaba porque Dios cumple Sus promesas.
4.- Lo alaba porque Dios es fiel a los suyos.

CONCLUSIÓN.-
Sólo quienes piensan alta y honorablemente de Dios, muestran ser los adelantados en las misericordias del Señor. Cuanto mayores sean los favores y los honores que nos otorga, tanto mayores deben ser el honor y la alabanza que hemos de tributarle, y sólo cuando nuestra alma engrandece al Señor, son aceptables a Él las alabanzas que le tributamos. La obra de alabanza es obra del alma.
RUT: CAMBIÓ SU MUNDO POR MEDIO DE SU AMOR A LOS DEMÁS.

INTRODUCCIÓN.-

Moab: Hijos de Lot, de su relación incestuosa con una de sus hijas. Los descendientes se casaron con paganas y adoptaron su fe en el dios “Quemos”.

I SU MUNDO ERA TRISTE.

Era un mundo de despedidas:

Dijo adiós a su pueblo y a su cultura.
Dijo adiós a su propia familia.
Dijo adiós a su suegro cuando murió (era como un padre era ella).
Dijo adiós a su cuñado cuando falleció.
Dijo adiós a su esposo en su lecho de muerte.
Dijo adiós a su cuñada Orfa, cuando ésta decidió volver a los suyos.

II SU MUNDO ERA PAGANO

1.- De completa oscuridad espiritual.
2.- De perversión sexual.
3.- Donde el amor no tenía un lugar de consideración.

III SU MUNDO NECESITABA CAMBIAR.

Lo único que podía hacerlo era el AMOR.

1.- El poder del amor humano: Ilustr: “Como yo te amo” Canción de Raphael.

a) Se dejan reinos por amor. Ilust: Rey Eduardo VIII y Wallis Simpson.
b) Se deja a Dios por amor. Ilust: Sansón y Dalila.

Rut y Mahlón provenían de diferentes trasfondos culturales y religiosos: se venció una gran lucha motivada por el amor.

2.- El incomparable poder del amor de Dios:

Siempre se ocupa del bienestar del otro, sin importar el costo. (1Co 13)
La historia de Rut nos demuestra este amor en acción.
Rut: “amistad, amiga”. Pr 17:17 “En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia.”

Rut 4:14-15 “ porque tu nuera que te ama…, te es mejor que siete hijos” 7= perfección, plenitud

En el libro de Rut podemos ver como cada aspecto de este amor de mayor calidad puede ser observado en sus acciones:

a) El amor tiene paciencia y es bondadoso.

Alguien definió “paciencia” como “el amor esperando el fin del sufrimiento”

i) (Hacer árbol genealógico) Rut= Mahlón (“enfermedad”, “enfermizo”)

Orfa= “Quelión” (“exterminio”, “agotamiento”)

Ambos nombres aludirían a la muerte prematura de los hijos de Noemí (v5) a causa de de sus contexturas delicadas.

ii) 10 años después de la muerte de Elimelec, ambos hijos murieron tb: SIN DEJAR HIJOS. (Explicar significado para la época)

Rut Tuvo muchas oportunidades para practicar la paciencia con amor.

La bondad es la parte activa de la paciencia. Paciencia es ser bueno, bondad es hacer el bien. Rut demostró mucho amor en sus muchos actos prácticos de bondad. 3 veces es alabada por su bondad:

1:8 por Noemí; 2:11 por Booz hacia Noemí 3:10 por Booz hacía él mismo.

Su secreto era su amor por Jehová, bajo cuyas alas había venido a tomar refugio (2:12). Corrie ten Bon: “No luches, acurrúcate”. Rut Se acurrucó bajo las alas de Dios y encontró en él su amor, su seguridad y su recompensa.

1Co 13:8 “El amor nunca deja de ser”. No se acaba, no importan las circunstancias. El que tiene el amor de Dios no deja de amar, tampoco R. ¡El amor verdadero no deja de amar cuando sale el sol; pero tampoco cuando llegan los tiempos difíciles!
El amor se compromete a amar sea lo que fuere, en cualquier tpo, sin siquiera esperar amor en retorno. “Dondequiera que tú vayas, yo iré”, canta el amor de Rut.”Dondequiera que tú vivas, yo viviré. Donde tú mueras, yo moriré.” (1:16,17)

Rut se casó con Booz porque Noemí, cambiada por la amistad y el amor de su nuera, cedió su derecho a Booz a favor de Rut.

CONCLUSIÓN.-

Cuando nosotros, al igual que Rut, estemos firmemente determinados a amar a la gente con el amor de Dios … ¡Cambiaremos nuestro mundo!
RAHAB: LA SALVACIÓN ESTÁ AL ALCANCE DE TODOS.


Texto Base: Josué 2.1; 6.1-27




Introducción:
Las Sagradas Escrituras nos dicen que el enemigo tiene engañado al mundo. En realidad, la mentira es la única forma que Satanás tiene para conseguir adeptos. Una de esas mentiras consiste en hacer creer a las personas necesitadas que Dios no es lo suficientemente bueno y misericordioso como para perdonar todo tipo de pecados.

Hoy estudiaremos la historia de Rahab, una mujer extranjera que fue salvada porque le creyó a Dios. Y a través de su historia veremos que DIOS SALVA A TODO AQUEL QUE CREE EN ÉL.

I Veamos los ANTECEDENTES DE RAHAB. ¿Quién es esta mujer?

Rahab es prostituta: las mujeres que ejercían este oficio se desempeñaban como sacerdotisas en las religiones cananeas; por lo tanto, era una ocupación considerada honorable en esas culturas paganas, ya que sus desviadas actividades sexuales eran ofrendadas a sus dioses.

Rahab vive en Jericó: ciudad pagana y enemiga de Dios, famosa como fortaleza, que estaba asentada en los territorios que Él había entregado a su pueblo elegido, el que debe recuperarlos guiado por el líder estratega Josué.

Rahab posee una especie de posada donde recibe a los que requieren de sus servicios. Por ser este un lugar público es ideal para la labor de recolección de información que deben realizar los espías enviados por Josué, por eso han llegado hasta aquí.

II Veamos las ACTITUDES DE RAHAB. ¿Qué hace de especial esta mujer?

Al saber que estos dos hombres son espías pertenecientes al pueblo de Dios, ella ve la gran oportunidad de su vida; la destrucción de Jericó es inevitable, así es que Rahab hace un trato con ellos para poder ser librada del aniquilamiento que se avecina.

Ella se arriesga por lo que cree, pues protege a los espías escondiéndolos en el terrado de su casa; los ayuda diciéndoles cómo pueden librarse de ser capturados; se enfrenta a su propio rey negando la presencia de los espías; efectivamente, Rahab miente: no podemos exigir moralidad a alguien que es parte de una cultura inmoral y que no conoce otra forma de vida; su motivación es correcta, pero sus medios pecaminosos; Dios no acepta la mentira bajo ninguna circunstancia: Satanás es el padre de la mentira. Rahab está luchando por salir de ese submundo y se opone a su propia cultura.

Rahab reconoce que está en el bando perdedor; ella sabe que Dios ha dado esta tierra a Israel, ella dice que el temor del pueblo elegido ha caído sobre todo el territorio de Canaán, incluso dice que todos en Jericó han desmayado a causa de los israelitas.

Rahab confiesa a los espías lo que sabe: que Dios es Dios en los cielos y en la
tierra y que, por lo tanto, es su Dios; sabe que Dios ha hecho prodigios con y en su pueblo escogido. Todos saben de los milagros. El conocimiento del poder de Dios está sembrado por todas partes, y, por sobretodo, ella sabe que también será misericordioso con ella y la salvará . ¡Qué seguridad!

Rahab procura también la salvación de los demás: intercede ante los espías por su familia y sus posesiones, después de que su petición ha sido recibida, va y comunica a sus amados lo que ha de acontecer . De alguna manera, ella realiza una labor evangelística en medio de los suyos, pues les habla de su situación que les llevará a la muerte: la inminente destrucción de la ciudad y, también les cuenta de la segura salvación, si ellos la aceptan.

Rahab cumple su parte del pacto: Reúne en su casa a toda su familia con sus posesiones, cuelga el cordón rojo desde la ventana que era la señal acordada y, sin salir de la habitación, esperan.

III Veamos la RECOMPENSA DE RAHAB. ¿Qué recibe esta mujer?

Rahab y todos los que al igual que ella habían creído fueron salvados junto con sus posesiones.

Rahab y los suyos habitaron entre los israelitas, el pueblo de Dios. La tradición judía la consideró como heroína nacional.

Rahab fue la tatarabuela del rey David, de cuyo linaje descendió el Salvador de toda la humanidad: el Señor Jesucristo. (Mt 1.5-6)

Rahab es recordada entre los grandes de la fe porque creyó verdaderamente a Dios. (He 11.31) Y no solamente creyó, sino que también actuó y, por ello, es recordada junto a Abraham por sus obras. (Stg 2.25)

Conclusión:

Rahab había oído de los milagros hechos a favor de Israel, y se había convencido de que Dios era el Dios verdadero. Y cuando se vio con los espías decidió, aun a costa de su propia vida, que su parte sería con Israel y su Dios.

La salvación de esta mujer demuestra que aun cuando Dios esté preparando el juicio, Él se agrada de cualquier persona que "le teme y hace justicia" (Hch 10.35), es decir, cualquiera que lo hubiera intentado habría escapado de la destrucción. La historia de Rahab nos muestra todo lo que Dios puede hacer en la vida de una persona: de idólatra a creyente, de enemiga a colaboradora, de pecadora a santa.

Hoy usted escucha estas palabras porque el Señor quiere salvarle. Usted está en la misma situación que Rahab, tal vez no compartan el mismo oficio, pero sí la misma necesidad. Usted también está en el lado perdedor, pero como Rahab usted va a aprovechar hoy la oportunidad para ser salvo; ella no se preocupó de lo que iban a decir los demás, su único interés estaba en la posibilidad de ser librada junto a su familia.

El cordón rojo colgando de la ventana indicó a los atacantes que ese lugar no podía ser destruido. La sangre que Cristo derramó por toda la humanidad y que nos lava de todo pecado es la señal que indica que no podemos ser destruidos. Usted que aún no ha recibido, acérquese al trono de la gracia, venga y haga un pacto con Dios a través de Jesucristo su Hijo, no tema. Venga tal como es, el Señor le conoce, con Él no necesita usar máscaras, cambiará su vida.
MARÍA (JESÚS): DE MI CORAZÓN A MI BOCA
Lc 1:46-55

Introducción.-
No es necesario ser parte del Ministerio de la Alabanza para glorificar a Dios, sólo necesitamos llevar una vida consagrada a Él.

LA ALABANZA A DIOS REFLEJA LA CALIDAD DE SU VIDA ESPIRITUAL. Probaremos esta afirmación estudiando el cántico del Magnificat.

I EL CÁNTICO DE MARÍA, REFLEJA EL CONOCIMIENTO QUE TENÍA DE LAS ESCRITURAS.
(Exp) Al leerla nos vienen a la mente expresiones del libro de los Salmos, y nos acordamos sobre todo del cántico de Ana (1S 2:2). Es evidente que M tenía en la memoria muchos pasajes de la Escritura. Sin duda había aprendido mucho de lo que contiene el A.T.. Y así fue que cuando por la abundancia de su corazón abrió su boca, movida por el Espíritu Santo prorrumpió en alabanzas, dando expresión a sus sentimientos en lenguaje que el Espíritu Santo había ya usado consagrado.

(Aplic) A mayor conocimiento de Dios, mayor motivos para alabarle. Nuestra alabanza se ve empobrecida a causa de nuestra ignorancia en las Escrituras. La fe se fortalece al ver las maravillas que Dios ha realizado de generación en generación. Por eso quedaron registradas.

(Exh) Cada año de nuestra vida, hagamos todo lo que esté de nuestra parte por instruirnos más y más en la Biblia. La hallaremos útil al acercarnos a Dios en la oración, pues ella nos suministrará el lenguaje más adecuado tanto para expresar nuestras necesidades como para agradecer. Sin duda que tal conocimiento de la Biblia nunca puede conseguirse sin un estudio diario constante. Mas el tiempo que le dedique nunca será mal empleado. Con el tiempo producirá frutos.

II EL CÁNTICO DE MARÍA, REFLEJA LA PROFUNDA HUMILDAD DE SU CORAZÓN.


(Exp) Elegida por Dios para el alto honor de ser madre del Mesías, habla de su propia «bajeza», y reconoce la necesidad de un salvador. No deja escapar una sola palabra que muestre que se considere como sin pecado o «inmaculada». Por el contrario, usa el lenguaje de aquellos a quienes la gracia de Dios ha hecho sentir sus propios pecados, sus almas necesitan un Salvador. Podemos asegurar que M se apresuraría a reprobar el honor que la iglesia de Roma le tributa.

(Ilust) Comparémosla con el árbol cargado de frutos Lc 18.10.

(Apl) Con nosotros muchas veces sucede lo contrario, entre menos frutos, más altivos.

(Exh) Imitemos la humildad de M. Como ella, huyamos de la propia vanagloria. La humildad es una virtud de gran excelencia que puede adornar el carácter cristiano. Es una virtud que está al alcance de los convertidos. No todos son ricos, no todos son doctos; no todos han sido dotados por Dios de talentos sobresalientes; no todos son predicadores; pero todos los hijos de Dios pueden estar vestidos de humildad.

III EL CÁNTICO DE MARÍA, REFLEJA SU VIDA DE GRATITUD A DIOS.


(Exp) Sobresale especialmente al principio del himno. Su «alma engrandece al Señor». Su «espíritu se ha alegrado en Dios», etc. Difícil es comprender todos los sentimientos que naturalmente debieron animar a una santa de Judá, al verse en posición de M; pero debemos tratar de traer a la memoria la expresión de ella cuando leamos sus palabra de alabanza como consecuencia de su gratitud.

(Ilu) En Lc 17:11-19 leemos de los 10 leprosos.

(Apl) Si no hay gratitud en nuestros corazones no puede haber alabanza. Si no hay reconocimiento de la obra divina, de los beneficios a nosotros, ¿de qué vamos a alabar a Dios?

(Exh) Haremos bien en seguir las huellas de M, acostumbrándonos a ser agradecidos. Este ha sido en todo tiempo un distintivo muy notable en los siervos de Dios. Levantémonos cada día con la convicción profunda de que recibimos más misericordias de las que merecemos. Acompañemos siempre nuestras oraciones con acción de gracias. (1S 7:12; Fil 4:6)

IV EL CÁNTICO DE MARÍA, REFLEJA SU CONOCIMIENTO EXPERIMENTAL QUE TENÍA DE LAS OBRAS DE DIOS CON SU PUEBLO.

(Exp) Se refirió a Dios como a Aquel cuya «misericordia es ... temen», como a Uno que «esparce... vacíos». Indudablemente dijo esto recordando la historia del AT. Y en hacer que naciera el Mesías en terreno tan estéril como era en esa época el pueblo judío- ella descubría la mano de Dios obrando de acuerdo con la alianza que había hecho con Israel.

(Apl) Nosotros vemos cada día cómo Dios bendice a las naciones, cómo Su mano llena de misericordia cubre a los que Le necesitan.

(Exh) El cristiano debe dedicarse al estudio de la historia de la Biblia y de la Iglesia, examinando la vida de cada personaje. Examinemos frecuentemente «las huellas del rebaño» (Cnt 1:8). Este estudio nos hará más manifiesto como es que Dios obra con su pueblo y nos enseñará qué deberemos esperar y nos animará cuando estuviéremos abatidos.

Conclusión.- María era una mujer consagrada a su Señor, su cántico nos lo prueba
.
ABIGAIL: TRES CLASES DE PERSONAS
1Samuel 25:1-42

Introducción.- Situación de David con Saúl. Capítulos anteriores.

EL HIJO DE DIOS DEBE ENFRENTAR LAS CIRCUNSTANCIAS DIFÍCILES CONFIANDO EN LA JUSTICIA DIVINA.

Estudiaremos a tres personas que fueron unidas por las circunstancias, enfrentándolas de diferente manera.

I NABAL, EL INSENSATO.

1.- Sus características personales eran aborrecibles:

duro, de malas obras v3, malagradecido vv 7-8, indiferente v10, egoísta v11, perverso (depravado, corrupto) v17, borracho, glotón, vano, v 36.

2.- No era digno de su esposa.
a) No la conocía.

b) No la valorizaba.

3.- Aunque tenía conocimiento de Dios, no le temía.
a) No tuvo revelación para discernir quién era David.
b) No obedeció los mandamiento divinos: hospitalidad, ayuda al necesitado.
c) El que se enfrenta a un ungido de Dios, a Dios mismo se enfrenta.
d) Tuvo la paga que correspondía a su necedad.

II DAVID, EL QUE RECAPACITÓ.

1.- Tuvo actitudes diferentes con Saúl y con Nabal.
a) Dejó que la ira y el amor propio lo dominaran.
b) No esperó en la justicia de Dios.
c) No pensó en su ministerio.

2.- Quedó impresionado con Abigail.
a) Al escucharla comprendió su gran pecado: Desconfianza de Dios.
b) La reconoció como instrumento de Dios.
c) La admiró respetó y valorizó.
d) Alabó a Dios por ella.

3.- Recapacitó en cuanto a lo sucedido.
a) Dejó todo en las manos de Dios. Pr 20:22
b) Esperó confiadamente.
c) Su confianza no fue defraudada: Dios hizo justicia en Su tiempo.

III ABIGAIL, LA MUJER CAPAZ.

1.- Totalmente opuesta a su marido.
a) Inteligente v3, generosa v18, prudente v19, sabia, humilde, honesta v37
b) No hace acepción de persona.
c) Confiable, solucionó problemas antes.

2.- Satisface los requerimientos de la situación.
a) Piensa y actúa con prontitud.
b) No va a reprochar a su marido ni se pone histérica.

3.- No piensa en sí misma sino en los demás.


a) Se humilla profundamente ante David, llamándole Señor.
b) Intercede por Nabal, pidiendo que el pecado caiga sobre ella.
c) No argumenta a su favor o al de sus hijos.
d) Su único argumento se basa en el ministerio de David.

4.- Muestra un estrecho vínculo con el Señor. (“Mi padre es gozo" Posible significado de su nombre(?))

a) Cumple con Sus mandamientos.
b) Recibe revelación de Dios y la aplica.
c) Confía en Dios. Sabe que puede calmar a David, lo ha hecho antes con Nabal.
d) Para ella son importantes las promesas de Dios. Las cree.
e) Fue recompensada por Dios.

Conclusión.

1.- Personas como Nabal obtendrán la paga por sus acciones. No envidiemos la suerte del impío. A su tiempo Dios hará justicia.

2.- Debemos confiar y esperar en el Señor. No pensemos que nuestra causa no ha llegado a Él. La respuesta está, tenga fe en Él. Sal 9:10

3.- Dios no necesita consejeros, Él quiere hijos obedientes que confíen en Él; por tanto, no haga lo que le corresponde hacer a Dios.

4.- Sea como Abigail: aunque vivía con un hombre insoportable, ella todo lo hacía como para el Señor (Col 3:23). Tal vez haya alguien que no agradece su esfuerzo, pero recuerde que su Señor no olvidará sus desvelos. No se canse de hacer el bien, a su tiempo cosechará.

5.- Alimente su vida espiritual a través de la oración, el estudio de la palabra, el congregarse y verá como el E. S. La usa y le muestra cosas ocultas que jamás imaginó.

6.- Por sobretodo: Sea fiel al Señor y a Su Palabra





 
Home | Gallery | Tutorials | Freebies | About Us | Contact Us

Copyright © 2009 Mujeres en la Biblia |Designed by Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights

DesignBlog BloggerTheme comes under a Creative Commons License.This template is free of charge to create a personal blog.You can make changes to the templates to suit your needs.But You must keep the footer links Intact.